11 Raíces y bulbos supernutrivos

raíces comestibles radici

Las raíces y los bulbos puede parecernos alimentos humildes y poco valiosos, pero nada más lejos de la realidad. Esconden tal cantidad de principios activos y nutrientes, que lo menos que podemos decir es que son auténticos superalimentos que no deberían faltar en tu despensa.  ¡Hazte con ellos!

Jengibre

El jengibre, es uno de los remedios más efectivos y populares para prevenir y aliviar los mareos , náuseas y vómitos, sobre todo los ocasionados por mareos cinéticos, los que se producen tras intervenciones quirúrgicas y también los que aparecen durante el embarazo. Esta acción se debe a que las raíces del jengibre son muy ricas en gingeroles y sogaoles, que convierten a esta raíz en una buena ayuda para mejorar digestiones, calman el sistema nervioso e incluso ayudan a aliviar el dolor. Se utiliza mucho en la cocina oriental, pero para quienes prefieren sabores más suaves, es posible tomar jengibre en polvo en forma de cápsulas.

Cúrcuma

La raíz de la cúrcuma es la reina de los antioxidantes, por lo que es uno de los alimentos más saludables que existe. Ayuda a retrasar el envejecimiento, es hepatoprotectora, antiinflamatoria , anticancerigena e incluso, hay estudios que remarcan su utilidad para prevenir infecciones de virus y bacterias, y todo ello gracias a su principal polifenol, la curcumina. En la cocina la cúrcuma es un ingrediente básico para preparar el curry, siendo responsable de su llamativo color. Además de cómo especia, podemos beneficiarnos de sus virtudes tomándola en forma de comprimidos.

Las raíces y los bulbos son alimentos muy peculiares que nos sorprenden con sus muchas virtudes y cualidades nutricionales. Descubrirlos y conocerlos es el primer punto para que te animes a añadirlos a tu alimentación.

Cebollas

Con tan solo 40 calorías cada 100 gramos, la cebolla es un alimento versátil que se puede comer crudo en ensalada o utilizarlo para preparar un sinfín de platos cocinados, desde sopas a guisos, sofritos, sopas, etc. de hecho es uno de los alimentos más habituales de la cocina Mediterránea. Es rica en vitamina C, ácido fólico, flavonoides y compuestos azufrados que le confieren propiedades anticancerígenas. Tomándola regularmente ayuda a prevenir infecciones y normalizar los niveles de colesterol en sangre. También posee propiedades depurativas y diuréticas, muy útiles para evitar la acumulación de tóxicos.

Rábano

Picante y con un llamativo color, el rábano es un alimento que alegra las ensaladas y les aporta un extra de vitaminas y minerales, sobre todo vitaminas C, hierro, antioxidantes y distintos fitoquímicos que pueden ayudar a prevenir el cáncer. Hay una infinidad de variedades, pero todas ellas descienden del rábano negro, que en los últimos años ha despertado el interés de los científicos por ser hepatoprotector, digestivo, antibiótico, expectorante y favorecer el drenaje de toxinas y residuos. El rábano negro es difícil de encontrar fresco, así que se puede tomar durante todo el año, concentrado en forma de extracto.

Maca

La raíz de la maca, está considerada el ginseng peruano, la maca es una raíz con un notable poder energizante y estimulador de la actividad sexual, tanto en hombres como para mujeres, gracias a sus principios activos y nutrientes que ayudan regular la función hormonal, por lo que también resulta muy conveniente durante la menopausia. Se trata de un alimento muy nutritivo y completo que ha formado parte de la dieta peruana desde hace siglos. En nuestro país es difícil de encontrar fresca, pero podemos recurrir a suplementos nutricionales de maca en forma de cápsulas que concentran todas sus propiedades saludables.

Nabo

El nabo pertenece a la familia de las coles y es una raíz que destaca por ser rica en vitamina C y muy ligero. Es originario de Centroeuropa, pero en la actualidad se cultiva y consume en todo el mundo. Solo aporta 24 calorías cada 100 gramos y además de en vitamina C, destaca por tener cantidades interesantes de minerales (cobre, manganeso, hierro). Su sabor es intenso, sobre todo cuando se cocina durante mucho tiempo, y suele emplearse para enriquecer guisos, sopas y cremas de verduras, aunque si es tierno también se puede añadir crudo, laminado o rallado a la ensalada.

Zanahorias

Famosa por su riqueza en betacarotenos, responsables de su color naranja, la zanahoria es una raíz dulce y muy nutritiva. Además de betacarotenos (provitamina A) es rica en ácido fólico, vitamina C, vitaminas B3, B6 y B7, potasio y manganeso. Sus betacarotenos son antioxidantes por lo que ayudan a retrasar el envejecimiento, cuidan la piel y también la visión. A nivel culinario, la zanahoria se puede utilizar tanto cruda en ensalada como cocinada formando parte de sopas, guisos, asados, e incluso puede ser usada para preparar zumos, batidos, galletas, pasteles y otros dulces.

Chirivía

Perteneciente a la misma familia que la zanahoria, la chirivía es una de las raíces más rica en proteínas (proteínas vegetales), de hecho triplica en cantidad a la zanahoria. A diferencia de su prima, la chirivía tiene pocos carotenos, sin embargo la supera en cuanto a cantidad de minerales y de vitaminas como la B3 y B5. Otra cualidad es su buen aporte de fibra y carbohidratos. Para no perder el sutil sabor de esta raíz, se debe cocinar durante poco tiempo, unos 15 minutos, y se puede utilizar para preparar sopas, cremas, guisos o bien utilizarla en solitario para preparar purés.0

Ajo

Es uno de los ingredientes más mediterráneos y una excelente ayuda para cuidar la salud cardiovascular. La alicina, es el principio activo que convierte al ajo en un auténtico alimento medicina, cuando se toma en crudo resulta antiinflamatoria, antibiótica, ayuda a regular la presión arterial y el colesterol, e incluso puede prevenir la aparición de algunos tipos de cáncer. Para aprovechar todas sus virtudes, el ajo se puede tomar crudo en salsas y aliños, pero si el sabor te resulta demasiado fuerte, también se puede tomar en forma de perlas de aceite de ajo.

Ginseng coreano

Sus propiedades energizantes hacen del ginseng una de las raíces medicinales más consumidas. Esta raíz es muy rica en vitaminas, aminoácidos esenciales, minerales y fitoquímicos (ginsenosidos). La combinación de estas sustancias ayuda a liberar la energía del organismo, estimulan las funciones mentales, combaten los radicales libres y mejoran la resistencia al estrés y la ansiedad, por lo que ayuda a adaptarse a momentos de más trabajo físico o mental. Como su sabor es muy intenso no suele usarse en cocina, pero se puede tomar en forma de cápsulas o combinado con jalea real.

raices comestibles raiz de ginseng capsulas

Eleuterococo

Conocido también como ginseng siberiano, el eleuterococo es una raíz medicinal originaria de Siberia. Como en el caso del ginseng coreano, se trata de una raíz con propiedades tónicas y adaptógenas útil en momentos de fatiga tanto física como mental, pero que también actúa como un buen inmunoestimulante, con propiedades antioxidante e incluso como protector de la salud cardiovascular.   Se puede tomar en forma de comprimidos, de extracto o combinado con jalea real para realzar sus propiedades. Su efecto es tan suave que incluso los niños mayores de 12 años lo pueden tomar.

 

¿Qué te ha parecido este artículo? Si quieres recibir en tu mail más información y artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>