Cocinar con niños, una idea genial para que coman mejor

cocinar con niños para que coman mejor

¿Sabías que los niños que ayudan en la cocina comen más sano? Pues sí. Cuando nos ponemos a cocinar con niños, no solo se entretienen y lo pasan bien, sino que los animamos a que coman mejor, se hagan amigos de nuevos alimentos y los acepten con más facilidad.

Cocinar con niños es divertido, estimula nuestra imaginación, pone a prueba nuestras habilidades culinarias y es la mejor forma de enseñar a nuestros peques a comer bien.

A comer se aprende jugando

Igual que enseñamos a nuestros niños a caminar, a ir al lavabo, a leer… también tendríamos que enseñarles a comer bien. Es decir, que aprendan lo importante que es comer verduras y frutas, que las golosinas, aunque ricas, dejan parte de su sabor si abusamos de ellas, que los cereales nos dan energía… Pero todas estas enseñanzas que para los adultos son interesantes y enriquecedoras, pueden ser un tostón para los niños. Por eso hay que buscar estrategias para que aprendan el valor de los alimentos.

Y ¿cuál es la mejor forma de despertar el interés de un niño? Con un juego. En internet puedes encontrar juegos relacionados con la comida que ayudan a instruirlos, pero no olvides que el mejor campo de juegos es tu cocina, tomando precauciones por supuesto. Para que cocinar con niños se les divertido, dales ciertas libertades, por ejemplo, deja que:

  •         Seleccionen los ingredientes para preparar una receta. Puedes decidirte por cosas que no fallan, como tortillas, flanes salados o arroces. La idea sería que los peques seleccionen nuevos ingredientes para añadir a las recetas base.
  •         Manipulen los alimentos. De ese modo se acostumbrarán a las texturas, olores y sensaciones de tocar los diferentes alimentos. Podéis hacer pan, galletas, rosquillos, … También pueden batir, mezclar y remover.
  •         Monten los platos. Esa es una tarea sencilla y sobre todo divertida, que les permitirá mostrar toda su creatividad e imaginación. Deja que hagan formas, dibujos y lo que quieran.

La limpieza, el ingrediente estrella

Ya sabemos que comer sano no solo depende de los ingredientes y de las técnicas culinarias que utilizamos. Que haya unas buenas normas de limpieza garantizará que la calidad de lo que comemos sea mucho mayor. Por eso al cocinar con niños aprovecha para mostrarles cómo comportarse en la cocina y lo importante que es la limpieza. Incluso puedes hacer un experimento con ellos para que vean lo que pasa cuando pasamos por alto estas medidas.

Experimento de limpieza: coge 2 rebanadas de pan de molde. La primera rebanada la debe tocar y manosear tu hijo o hija con las manos sucias. Y la segunda rebanada solo la podrá tocar después de haberse lavado bien las manos. Cada rebanada la debes meter en una bolsa limpia y transparente. Guarda las bolsas y ves revisándolas, veréis como la manipulada con las manos sucias se llena de hongos y gérmenes mucho antes. Con este experimento los animarás y entenderán perfectamente lo importante que es lavarse las manos bien.

El menú es una cosa de todos

Cada fin de semana, elegid el menú semanal entre todos. Aunque te parezca algo sin importancia, no lo es. Animar a tus hijos a que participen en la elección de las comidas es muy interesante e instructivo, y una forma genial de negociar con ellos, que se sientan parte de las decisiones familiares y quieran llevarlas a cabo. Además, en esas reuniones podrás explicarles cómo repartir los alimentos, como van a ayudarles para crecer fuertes y sanos, y tener más energía.

Para hacer este proceso más divertido, puedes montarlo como si fuera un juego. En primer lugar, preparar entre todos la selección de recetas. Podéis hacer:

  •         Un listado con las recetas que más os gusten. Aquí puedes animar a tus hijos a que hagan dibujos de cada una de las recetas, y los recorten a modo de fichas.
  •         Buscar recetas nuevas y saludables. Si quieres puedes entrar en nuestra sección Mis recetas (https://www.santiveri.com/es/recetas) y dejarte inspirar por los platos que publicamos ahí. Luego solo tendrás que imprimir y recortar las imágenes para que actúen como fichas.

Una vez tengas una buena cantidad de recetas, rica y variada, deja que ellos los vayan distribuyendo los platos a lo largo de la semana. Puedes preparar una especie de tablero, donde marque los días de la semana para que ellos vayan colocando cada plato en su lugar. Eso sí  dejando que tu experiencia y conocimiento les guíe.

Cocinar con niños es divertido, instructivo y una forma muy saludable de que toda la familia coma mucho mejor.

Recetas saludables, despensas bien surtidas

Si tus hijos son pequeños lo ideal es que decidas las recetas, pero si empiezan a ser adolescentes, deja que ellos experimenten de vez en cuando y creen sus propios platos. Mostrándolo como un juego o incluso como concursos, los animaras a que investiguen por su cuenta y amen esta labor tan antigua.

Por eso también es importante que tus niños te ayuden a hacer la compra. Así entre todos os animareis a probar alimentos nuevos que a lo mejor no forman parte de vuestros platos típicos. Quizás al arroz y las lentejas, podéis sumar las tortitas de arroz (https://inspiraciones.santiveri.com/otra-forma-de-comer-cereales/), las tostadas ligeras, quínoa, el mijo, el trigo sarraceno, el lino o la chía.

Ten en cuenta

Y ya para terminar, no te olvides que nuestros hijos son personitas, e igual que tu y que yo, no siempre tienen el mismo apetito, sienten antojos y les gustan las golosinas como a todo el mundo. Por eso, te vamos a proponer algunas ideas para que coman de un modo más saludable en casa:

Evita tener golosinas y comida basura en casa. Las chuches nos gustan a todos, así que cuanto más alejada esté la tentación, más fácil será evitar caer en ella. Eso no quita que de vez en cuando las toméis en alguna celebración o momentos especial. Incluso puedes hacerlas en casa, que siempre serán más saludables y divertidas.

Raciones las justas, porque el apetito se activa en función del tamaño de las raciones y también varía dependiendo de si el niño está en fase de crecimiento. Por eso conviene que le des raciones razonables y no demasiado grandes.

Pasadlo bien durante la comida. Disfrutar de un ambiente feliz y agradable mientras coméis es básico para que el niño o la niña se relacionen de una forma sana con los alimentos y aprendan a valorarlos y aceptarlos.

Come con tus hijos dales ejemplo, esa es la mejor forma de que ellos coman de todo. Así que, por su bienestar, te toca aprender, comer más saludable y diversificar los alimentos que tomas.

Eligen presentaciones atractivas y a poder ser divertidas, porque también comemos por los ojos y por el olfato y el oído. Desarrolla tu imaginación y déjate guiar por las sugerencias de tus peques.

Ahora ya tienes unas cuantas herramientas para educar a tus hijos en una buena alimentación, ponlas en práctica. Te sorprenderá lo mucho que os puede ayudar y no solo a comer mejor. Mucha suerte y a divertirte.

Si quieres encontrar alimentos nuevos y saludables puedes dejarte asesorar en nuestras tiendas. Descubre cual es tu tienda más cercana y contáctales para que te aclaren cualquier duda que tengas sobre los alimentos de Santiveri.

donde-comprar_1

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestro boletín de noticias así recibirás las mejores recetas, nuestras últimas noticias y las tendencias más novedosas para disfrutar de una vida más saludable: santiveri.com/es/newsletter

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>