Kombucha, un refresco milenario más actual que nunca

Kombucha, el refresco natural que te cuida por dentro

¿Quién nos iba a decir que se pondría de moda una bebida con miles de años de historia? Pues sí. Desde hace muy poquito la kombucha se ha colado en nuestra lista de opciones saludables, cuando pensamos en una bebida refrescante. Pero a diferencia de otras, la kombucha tiene un plus saludable, que la está haciendo ganar terreno rápidamente.

Pero ¿qué es la kombucha? Es una bebida fusión. Es decir es una bebida que combina los beneficios del con las virtudes saludables de las bebidas fermentadas, y todo ello sin alcohol, para que todo sean puntos positivos.

El origen de la kombucha lo tenemos que buscar en la cuna del té, es decir en China, cuando bajo la dinastía Han, hace unos 2.000 años, descubrieron que el té se podía fermentar, obteniendo una bebida burbujeante y de agradable paladar. En poco tiempo este refresco milenario ganó mucha popularidad y los emperadores la consideraban todo un elixir de la vida.

Ahora, en nuestros días, con todo lo que sabemos sobre probióticos, ese calificativo gana sentido, ya que cada vez se descubren más beneficios acerca de los alimentos fermentados y como estos nos ayudan a mejorar nuestro bienestar intestinal y general.

¿Cómo se prepara la kombucha?

La materia prima para elaborar la kombucha es el (Camellia sinensis) que se fermenta con una mezcla de microorganismos que forman una especie de “hongo” llamado SCOBY y muy parecido al hongo del kéfir. Entre los muchos microorganismos que encontramos en el SCOBY destacan bacterias como el Komagataeibacter, Gluconobacter, Acetobacter; Lactobacillus, Lactococcus y levaduras como el Schizosaccharomyces pombe, Saccharomycodes ludwigii, Kloeckera apiculata, Saccharomyces cerevisiae, Zygosaccharomyces bailii, Torulaspora delbrueckii y Brettanomyces bruxellensis.

Tras esta primera fermentación se añade zumo para aromatizar se deja fermentar de nuevo. Gracias a esta segunda fermentación la bebida gana aroma, sabor y sus peculiares burbujas, convirtiéndola en un refresco saludable, natural y muy rico.

La kombucha es una bebida gaseosa, rica y saludable, gracias a su doble fermentación.

Con vitaminas naturales

Además de los antioxidantes del té y del efecto probiótico de los microorganismos que la fermentan, la kombucha aún esconde otro secreto. Y es que con tanta fermentación dejamos el tiempo suficiente para que los microorganismos de la kombucha puedan fabricar vitaminas que enriquecen la bebida. De hecho se estima que un vaso de kombucha aporta 1.5 mg de vitamina B1, 16 mg de vitamina B2, 1 mg de vitamina B6 y 50 mg de vitamina C, además de polifenoles, ácidos orgánicos y una pequeña parte de proteínas.

Así que si buscas una bebida refrescante, nutritiva, rica y muy saludable, piensa en la kombucha. ¡Pruébala y verás cómo te gustará!

kombucha

Te ha gustado este post? Suscríbete a nuestro boletín de noticias así recibirás las mejores recetas, nuestras últimas noticias y las tendencias más novedosas para disfrutar de una vida más saludable: http://www.santiveri.com/es/newsletter

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>