Rhodiola, te ayuda a dar lo mejor de ti

rhodiola

La rhodiola, también conocida como raíz de oro o “golden root” es una planta adaptógena genial para ayudarte a aumentar todo tu potencial. ¿Quieres saber cómo lo hace?

Rhodiola un adaptógeno en auge

La rhodiola (Rhodiola rosea) es una planta adaptógena que te ayuda aumentar la resistencia a diferentes agentes y circunstancias. Por eso se está convirtiendo en una de las plantas más consumidas y valoradas, una planta que te puede ayudar a superar mejor el estrés y las circunstancias complicadas, como las que estamos viviendo ahora.

Tú y el estrés

Sufrir situaciones de estrés es algo normal y cotidiano, pero también es cierto que con la llegada de la pandemia del Covid-19, todos estamos mucho más estresados e incluso a veces, nos sentimos desbordados y sin salida. Para poder vencerlo y recuperar nuestra armonía y potencial personal, debemos serenarnos y volver a recuperar las riendas de la situación. Aunque eso es difícil, podemos potenciarnos y recurrir a ayudas que nos faciliten esa recuperación del control, como es la rhodiola.

La mayoría de estudios nos demuestran que la Rhodiola rosea aumenta la tolerancia al estrés, especialmente cuando se combina estrés físico y estrés emocional, cuando los tratamientos convencionales suelen tratarlos por separado. Esta adaptación al estrés genera efectos protectores sobre los sistemas nervioso, cardiovascular, inmune, gastrointestinal y endocrino.

La Rhodiola rosea es el principal adaptógeno aprobado por la HMPC (Committeeon Herbal Medicinal Products) y EMA (European Medicines Agency) para la indicación de estrés.

 

De hecho, ¿sabes que se ha visto cuando han estudiado cómo funciona la rhodiola frente al estrés? Pues bien, que:

  •       Mejora de la capacidad de trabajo mental, la atención y la realización de tareas.
  •       Reduce la sensación de estrés y ansiedad.
  •       Mejora de algunos síntomas fisiológicos asociados al estrés como: dolores de cabeza, hipertensión y malestar digestivo.

 

¿Cómo funciona la rhodiola?

Los mecanismos de acción de las plantas adaptógenas suelen ser variados. En el caso de la rhodiola, tiene componentes fenólicos como los salidrósidos y rosavinas, que son moléculas parecidas a las catecolaminas, que son las hormonas que naturalmente fabrica y libera tu organismo para activar el sistema simpático-adrenal que está involucrado en la activación del sistema de estrés.

Según algunos estudios, los salidrósidos parece que estimulan la noradrenalina, serotonina, dopamina y los receptores de acetilcolina en el cerebro, concretamente en las regiones involucradas en el carácter y las emociones. Tienen ante todo una acción neuroprotectora: estimulan el sistema nervioso central, protegen a las células neuronales de daños inducidos y del daño oxidativo durante la fatiga y mejoran la reparación de las células dañadas.

Pero eso no es todo en cuanto al control de estrés, y es que en la rhodiola también se han encontrado antioxidantes, como el p-tirosol, algunos ácidos orgánicos (gálico, cafeico y clorogénico), flavonoides y proantocianidinas, que ayudan a combatir los radicales libres que se producen en mayor cantidad cuando estamos estresados.

Algunos de estos efectos se han demostrado en estudios con voluntarios. Así por ejemplo en el año 2012 Edwards y su equipo publicaron una investigación que duró 4 semanas durante las cuales un grupo de voluntarios que manifestaban estrés estuvieron tomando 200 mg de rhodiola 2 veces al día. Pues bien al acabar el estudio, los investigadores observaron que se aliviaban los síntomas asociados con el estrés, como fatiga, agotamiento y ansiedad.

Dos años antes, en el 2010 Aslanyan y su equipo hicieron un estudio con mujeres, esta vez lo que hicieron es estudiar su rendimiento mental cuando estaban cansadas, observando su atención, velocidad y precisión al contestar a una serie de tareas mentales, que tenían que realizar, además, bajo presión. Y lo que observaron es que 2 horas después del tratamiento, las mujeres que habían tomado rhodiola contestaban con mayor atención, rapidez y precisión que las que no la habían tomado.

¿Qué otros beneficios tiene la rhodiola?

La rhodiola no es una planta nueva, en absoluto. En la antigua Unión Soviética ya era muy valorada por sus cualidades adaptógena y existen varios estudios en los que se publicaban sus beneficios, que sobre todo mostraban que la rhodiola ayudaba a reducir la fatiga mental, mejoraba el estado físico y el bienestar general.

En los últimos años, estas investigaciones han continuado y ahora los científicos apuntan a que la rhodiola podría, además, tener actividad antiinflamatoria y ser una buena ayuda para proteger ante enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas, diabetes, sepsis y cáncer.

Otra posibilidad en estudio es su potencial como modulador del receptor selectivo de estrógenos para prevenir, retrasar o mitigar los efectos relacionados con la menopausia, ya sean cognitivos, cardiovasculares o relacionados con osteoporosis.

Y al ser una planta adaptógena, la rhodiola también se ha estudiado para mejorar el rendimiento del deportista. Tras 4 semanas de tratamiento Parisi y sus colaboradores vieron que con esta suplementación se pudo aumentar el rendimiento físico, ya que redujo los niveles de lactato y los parámetros de daño del músculo esquelético después de un ejercicio físico intenso.

Componentes de la rhodiola

Los principales componentes activos de la raíz son los glucósidos monoterpeno y fenilpropanoide, colofonia, rosarina, rosavina, rosiridina; y p-tirosol; y los rhodiolosides (salidrosides), que son derivados de octenilo y octadienilo hidroxilados y metoxilados. También contiene ácidos polifenólicos como ácido gálico, ácido cafeico y ácido clorogénico, así como flavonoides (catequinas, proantocianidinas, kaempferol y sus derivados glucósidos). Esteroles (β-sitosterol), taninos y aceite esencial también están presentes

Segura para ti y los tuyos

La rhodiola parece ser una planta segura ya que los estudios llevados a cabo hasta ahora no muestran que genere efectos secundarios significativos. Lo único que se ha observado en algunos estudios preliminares que si la tomas en exceso, es decir más de 5 veces la cantidad diaria recomendada (unos 1.5 a 2 gramos de extracto estandarizado al 2% de rosavina) puede causar insomnio e irritabilidad.

 

de noticias así recibirás las mejores recetas, nuestras últimas noticias y las tendencias más novedosas para disfrutar de una vida más saludable: http://www.santiveri.com/es/newsletter.