Cómo puedes olvidarte de las piernas fatigadas o hinchadas

Circulacion de las piernas Acticir circolazione sanguigna delle gambe

Mejorar la circulación de las piernas es básico para evitar esa molesta sensación de piernas cansadas, hinchazón e incluso problemas más serios como las varices. Para tal propósito son indispensables unos hábitos saludables y una alimentación equilibrada, en definitiva lo que todos ya sabemos: Un poco de ejercicio, no fumar, una dieta con cantidad y variedad de vegetales, buena ingesta de agua y control de bebidas estimulantes como el café y el alcohol.

Lo que no es tan conocido, o simplemente olvidamos, es que disponemos de plantas medicinales y complementos alimenticios que pueden servirnos de gran ayuda.

Es posible mejorar la circulación de las piernas con la ayuda de las plantas medicinales y otros complementos alimenticios. Las claves son reforzar el sistema circulatorio y activar el drenaje linfático. 

Nuestro sistema circulatorio es un engranaje perfecto y a la vez complejo, la naturaleza tiene estas cosas. Su extenso recorrido de arterias y venas permite que se distribuyan nutrientes y oxígeno hasta la última célula de nuestro organismo, y al mismo tiempo se encarga de recoger el dióxido de carbono y otros residuos que vamos generando para que sean expulsados. Imaginemos toda esa circulación de ida y vuelta en nuestras piernas, cuando el retorno de la sangre debe hacerse en contra de la gravedad.

Para que este trabajo circulatorio sea de lo más eficiente es crucial el papel que juega nuestro corazón, dando el impulso necesario para repartir la sangre a los tejidos, pero no es menos importante el buen estado de los vasos que la conducen, es decir de venas y arterias. De ahí que sea tan importante cuidar los hábitos y la alimentación.

Existen otros factores que pueden influir en el buen estado de nuestros vasos sanguíneos y que también son conocidos porque los hemos sufrido. El calor, los cambios hormonales o permanecer muchas horas de pie favorecen la aparición de hinchazón, pesadez de piernas e incluso varices. Es preciso hacer algo al respecto.

Para unas venas y arterias en forma

En la naturaleza contamos con diversas plantas aliadas para el cuidado de nuestros vasos sanguíneos y su acción circulatoria:

La aronia (Aronia melanocarpa (Michx) Elliot.) y el grosellero negro (Ribes nigrum) son muy ricas en antocianidinas, unas sustancias antioxiodantes que protegen el interior de los vasos sanguíneos de la acción negativa de los radicales libres, disminuyen la permeabilidad capilar y aumentan la resistencia y elasticidad de los vasos sanguíneos, produciendo un efecto tónico que contribuye a mejorar el retorno venoso y el buen mantenimiento de la circulación sanguínea. Todo ello se traduce en una mejora de la circulación de las piernas, menor fragilidad capilar y prevención de la aparición de hematomas y venas varicosas.

El rusco o brusco (Ruscus aculeatus)  es rico en ruscogenina, principio activo que actúa sobre las paredes de los vasos sanguíneos, estimulando la tonicidad de la musculatura que los envuelve y mejorando la circulación. Gracias a este efecto, los vasos sanguíneos se dilatan menos, la sangre fluye de forma más eficiente, y además de mejorar la circulación sanguínea de las piernas, también se pueden prevenir la generación de trombos y otros problemas circulatorios. A este efecto venoactivo, se ha de añadir que el rusco posee principios activos, como la rutina, que ayudan a fortalecer las paredes de venas y arterias, y que además ejercen cierta acción diurética.

La centella asiática es muy reconocida por su acción venotónica. Para entendernos, mejora el funcionamiento de retorno venoso y la microcirculación, evitando de este modo la acumulación de líquidos (edemas), especialmente en las piernas. Otra de las propiedades que se le conocen a la centella es su acción reafirmante, no está nada mal.

La acerola (Malpighia glabra), gracias a su riqueza en vitamina C, participa en la formación del colágeno que da estructura y fuerza a las paredes vasculares, mejorando la circulación sanguínea de las piernas y de todo el organismo.

Facilitar el drenaje del sistema linfático con un buen masaje

El sistema linfático está tan directamente relacionado con la circulación que ya queda integrado dentro del sistema circulatorio. Se encarga de drenar al torrente sanguíneo el líquido que se acumula entre las células. Así que mejorar la circulación linfática es el segundo factor a tener en cuenta para que las piernas estén descansadas. Cuando los líquidos se acumulan en los tejidos (edema), podemos aliviar el problema con un buen masaje que ayude a movilizar y dirigir esos líquidos acumulados.

Si además el masaje lo acompañamos con cremas elaboradas con plantas que cuidan la circulación sanguínea como el rusco, el castaño de indias, el ginkgo, el mirtilo y la vid roja, ayudan a mejorar el tono y la microcirculación, previniendo que aparezca el edema.

Estas cremas también pueden contener otras plantas como la hiedra, e incluso estar enriquecidas con aceites esenciales (limón, pomelo, mandarina), que ejercerán una acción estimulante sobre el drenaje linfático, y como consecuencia se experimentará un alivio casi inmediato de la hinchazón y la pesadez de piernas.

Pequeñas rutinas para sentirte mejor

Imagen acticir

Acuérdate de tus plantas aliadas si con frecuencia tus piernas te lo hacen pasar mal. Ya sea porque las notas cansadas o pesadas, doloridas o hinchadas.

Cuenta con la gama Acticir, el abordaje perfecto para unas piernas ligeras:

Empieza fuerte con los viales Acticir Venosan, con acerola, extractos de aronia, grosellero negro y rusco valorados en los principios activos más importantes. Antes de que empiece el calor, si notas las primeras molestias o quieres anticiparte a situaciones que te cargan más las piernas (ante la perspectiva de un viaje largo, por ejemplo). En prácticos viales que pueden tomarse directamente o mezclados en agua para que bebas más líquidos. Además su sabor es muy agradable.

Sé constante con las cápsulas Acticir Plus, a base de grosellero negro, rusco, centella asiática (todos ellos extractos valorados en principios activos) y acerola (valorada en vitamina C). 2 cápsulas al día son ideales para hacer un mantenimiento a largo plazo o durante unos meses (en las épocas de más calor, por ejemplo).

Si por tu trabajo o tus tareas diarias pasas muchas horas de pie, o si notas que con el calor se te hinchan las piernas, regálate un momento de relax y hazte un pequeño masaje en las piernas con Acticir gel, que está elaborado con extractos de plantas (rusco, ginkgo, castaño de indias, mirtilo y vid roja) y proporciona un agradable frescor. Notarás de inmediato tus piernas más descansadas y relajadas.

 

Descubre cual es tu tienda más cercana  y contáctales para que te aclaren cualquier duda que tengas sobre los productos Santiveri.

 

¿Te ha gustado este post? Suscríbete a nuestro boletín de noticias así recibirás las mejores recetas, nuestras últimas noticias y las tendencias más novedosas para disfrutar de una vida más saludable: www.santiveri.com/es/newsletter.

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>