¿Te cuesta dormir? Ponle freno al insomnio

inspiraciones dormir

El insomnio puede aparecer en cualquier momento. Estrés, nerviosismo, alteraciones de nuestra rutina, la edad, el confinamiento… hay muchas cosas que pueden quitarnos el sueño. Y lo más inteligente en esos casos, es buscar un remedio, algo que nos alivie y ayude a combatir el insomnio. Por eso vamos a repasar juntos algunos factores, que sí podemos controlar, y que nos ayudarán a caer de nuevo en los brazos de Morfeo.

Comer bien para dormir mejor

Como casi todo en nuestro organismo, el comer bien es uno de los puntos fuertes para mantenernos sanos y en equilibrio. Para tus cenas, elige platos digestivos y que sienten bien, evita condimentos fuertes, técnicas como las frituras y después de cenar, espera  al menos 2 horas antes de meterte en la cama.

Además de estos consejos básicos y que siempre deberíamos tener en cuenta, recuerda que hay alimentos que son más válidos para ayudarte a evitar el insomnio, y que puedes incluir entre los ingredientes de tu cena:

  •         Plátano, leche y germen de trigo, que tienen mucho triptófano.
  •         Lechuga que contiene un soporífero natural con acción sedante.
  •         Avena ya sea en copos o en bebida, porque es un cereal que tienen un alcaloide (gramina) y triptófano que ayuda tranquilizarnos.
  •         Cerezas y kiwis que además de muchos antioxidantes, aportan melatonina, una sustancia que además de ayudar a vencer el jet lag, ayuda a tratar el insomnio.
  •         Condimenta con azafrán, esta famosa especia tiene sustancias que hacen que tu serotonina, la hormona de la felicidad y el bienestar, se mantenga activa por más tiempo, y como consecuencia tú te sientas mejor.

Si tienes insomnio porque estás nervioso o estresado, el azafrán te será muy útil, ya que ayuda a lograr un estado de ánimo más positivo y relajado.

Para que te sea más efectivo, puedes buscar en tu tienda de dietética favorita un complemento alimenticio en cápsulas a base de azafrán, vitaminas del grupo B y plantas como la , una combinación ideal para mejorar tu estado de ánimo, aliviar el insomnio e incluso ayudarte a tolerar mejor el estrés y reducir la ansiedad.

3 plantas anti insomnio

Si te cuesta dormirte o te despiertas a media noche y luego no hay forma de volverte a cerrar los ojos, en la naturaleza también puedes encontrar opciones en forma de plantas: valeriana, pasiflora y amapola de California. Las puedes tomar en infusión, pero si no gusta su sabor, sobre todo el de la valeriana, o simplemente buscas algo más cómodo, puedes buscarlas en cápsulas o extractos:

La valeriana tiene principios con efecto sedante y relajante que ayudan a mejorar la calidad del sueño y a inducirlo. Pero no es de efecto inmediato, ya que se suelen precisar de 2 a 4 semanas de tratamiento para que se perciban sus efectos favorables sobre el sueño.

La pasiflora, es otra planta adecuada para cuando son los estados de intranquilidad, inquietud e irritabilidad los que dificultan conciliar el sueño.

La amapola de california es una de plantas relajantes por excelencia, que te ayuda a conciliar un sueño suave, calmado y reparado.

Y si sueñas con dormir 

3 nutrientes que no te han de faltar

El insomnio también nos puede sobrevenir si estamos un poco bajos de algunos nutrientes. Algunos de ellos son importantes porque participan en la formación de neurotransmisores y otros, porque ayudan a relajar. Los que más te pueden ayudar son:

5 hidroxi triptófano (5-Hidroxitriptófano) esta forma de triptófano es la ideal para ayudar a recuperar la calma y combatir el insomnio. El triptófano es un aminoácido que las células nerviosas utilizan en la síntesis de la serotonina un neurotransmisor que actúa sobre muchas funciones cerebrales, entre ellas los ritmos circadianos y el de sueño-vigilia. Complementar la dieta con cápsulas de un suplemento que lo contenga, sobre todo si provienen de alguna fuente natural como la grifonia puede ayudarte a conciliar mejor el sueño y a controlar la ansiedad.

Magnesio es un mineral que te ayuda a relajarte, sobre todo a nivel muscular, consiguiendo que tengas una sensación de calma y tranquilidad más generalizada. El magnesio lo puedes encontrar en forma de comprimidos o en polvo como carbonato de magnesio. Tomándolo por la noche tendrás más probabilidades de tener un sueño más reparador y además ayudarás a prevenir molestias digestivas como la acidez o el reflujo gastroesofágico, que también pueden alterar tu sueño.

Omega 3, este grupo de ácidos grasos esenciales te ayudan a cuidar las neuronas y son especialmente útiles cuando las dificultades para conciliar el sueño se deben a que estás triste, angustiado o decaído. En ese caso acuérdate de tomarlos en forma de perlas  por la noche.

Tu dormitorio, tu rincón de paz

Pero no todo está en lo que comes, lo que te rodea también te afecta, sobre todo en tu dormitorio. Así que tienes que procurar que ese lugar de la casa esté especialmente adecuado para que tu descanso sea perfecto.

Dormir bien evitar el insomnio

Ventila bien. Cada mañana intenta ventilar durante un buen rato la habitación. Ten en cuenta que los olores cerrados, aunque tu olfato se acostumbre y llegue a no percibirlos, son molestos. Por esa razón extrema el orden y la limpieza de tu dormitorio, no dejes ropas sucias ni zapatos que desprendan olor y ventila cada mañana.

Aromatiza con aceite esencial de espliego o lavanda.  Si el insomnio está provocado por estrés, puedes poner una sola gota de aceite esencial de espliego en la almohada, una hora antes de acostarte, o tomarte un baño de 15 minutos con el agua a 38 grados centígrados y con 10 gotas de este aceite esencial de lavanda.

Revisa la temperatura. El dormitorio no puede estar ni muy frío ni demasiado cálido. Lo ideal es que esté entre 15 y 20 grados centígrados. Esta diferencia de temperatura dependerá de ti, de si eres más o menos friolero.

Elige ropa de cama ligera y mejor si es de tejidos naturales. Te darán confort y harán que estés más a gusto en la cama. Y por supuesto, revisa el colchón. Tienes que darle la vuelta regularmente y si está desgastado, deberías sustituirlo por uno nuevo.

Ojo con las pantallas. Evita ver el móvil, la tableta o la tele en la cama antes de dormir. Ten en cuenta que, si no regulas las pantallas o bien no tienes opciones para hacerlo, éstas pueden desprender luz azul que te estimule y haga que te cueste dormir bien.

Pero si con estas medidas naturales tu insomnio persiste, no dejes de consultar a tu médico o busca ayuda en tu tienda de dietética habitual, allí también encontrarás especialistas que podrán asesorarte. Recuerda que un buen descanso es el primer paso para sentirte reparado, energético y feliz por la mañana.

 

Puedes encontrar muchos de estos ingredientes en nuestras tiendas. Descubre cual es tu tienda más cercana  y contáctales para que te aclaren cualquier duda que tengas sobre los ingredientes Santiveri.

¿Te ha gustado este post? Suscríbete a nuestro boletín de noticias así recibirás las mejores recetas, nuestras últimas noticias y las tendencias más novedosas para disfrutar de una vida más saludable: www.santiveri.com/es/newsletter.