Tila, la reina de la tranquilidad

Tiglio, il re della quiete

Estamos seguros que si escuchas “tómate una tila” directamente piensas en alguien que está nervioso. Y es que la tila es una de las plantas más populares y conocidas por ser tranquilizante y relajante. ¿Pero sabes sus muchas otras virtudes?

Flores muy relajantes

Son las flores del tilo (Tilia platyphyllos), las que contienen los principios activos que más nos interesan cuando buscamos una planta medicinal relajante. Estas flores son ricas farnesol, que parece ser el principio activo que nos ayuda a tranquilizarnos, pero no es el único, porque la tila tiene otros componentes que además le confieren propiedades antiarrítmicas y antiespasmódicas. 

Son estas acciones en conjunto las que han convertido a la infusión de tila en el remedio cabecera para los que se sienten nerviosos o para quienes tienen problemas de sueño y quieren algo suave para ayudarles a dormir. Pero no te olvides que además de relajarte, la tila te puede ayudar a aliviar otras molestias relacionadas con tener los nervios alterados, como por ejemplo:

  •         Calmar palpitaciones y arritmias causadas por nervios y situación de estrés.
  •         Regular los casos de hipertensión que tengan un origen nervioso.
  •         Aliviar dolores de cabeza de origen nervioso.

Digestiones felices

Disfrutar de una comida relajada resulta tan nutritivo como los alimentos que pones en tu mesa. Y es que cuando estamos alterados y nerviosos, nuestro sistema digestivo empieza funcionar mal y aparecen molestias como estreñimiento, flatulencia e incluso acidez. La tila en estos casos tiene una ayuda doble. Además de ayudar a aliviar los espasmos digestivos también ayuda a cuidar la salud y el buen funcionamiento del hígado.

Depurativa y termoreguladora

La tila también propicia la sudoración. Sí eso que a veces nos resulta molesto en el fondo puede ayudarte mucho porque sudar tiene dos funciones vitales. Te ayuda a refrescarte y además favorece la eliminación de toxinas. Estas acciones en el fondo pueden serte muy útiles en situaciones como:

  •         Si tienes una gripe o resfriado, el sudar te ayudará a hacer frente a la fiebre y te hará sentir mejor.
  •         Si estás pensando en alguna cura de depuración o simplemente quieres ayudar a eliminar más toxinas.

Sus principios activos

El mayor constituyen de las flores del tilo son los flavonoides (quercetina, kaempferol, tilirosina, astragalin), pero también posee cantidades interesantes de mucílagos y aceite esencial con más de 70 componentes diferentes: farnesol, linalol, geraniol, eugenol, camphor, carvona, citral, etc.

La tila es una de las plantas más segura y de hecho la Comisión E alemana no informa de que provoque efectos secundarios o que tenga contraindicaciones.

Como aprovechar la tila

Las infusiones de tila destacan por su sabor agradable y dulzón, pero sobre todo por su textura mucilaginosa y untuosa, que generan los taninos, mucílagos y otras sustancias aromáticas que se desprenden de sus flores. Por eso en forma de infusión, resulta tan agradable de tomar, incluso sin endulzar y es la forma más popular de tomar tila.

Para preparar tu infusión de tila, tan solo tienes que sumergir una bolsita de infusión en un vaso de agua muy caliente y dejar reposar unos minutos. Las flores de tila, empezarán a liberar sus principios activos en pocos minutos.

Pero además de sola, la tila la puedes combinar con otras plantas para potenciar y conseguir un efecto sinérgico que realmente te haga descansar como un lirón o aliviar otros tipos de molestias.

  •         Controlar la tensión arterial: resulta especialmente beneficiosa si combinas la tila con plantas como olivo, espino blanco y cola de caballo. Estas mezclas las puedes hacer en infusión o recurrir a algún preparado fitoterapéutico.
  •         Calmarte y relajarte: los combinados de tila, espino blanco, azahar, amapola, pasiflora, artemisa e hisopo son ideales para esta función.

Una planta muy segura y recomendada

Según la Farmacopea Europea IV las flores de tila secas tienen propiedades diaforética y antiespasmódica, es decir que propicia la sudoración y previene los espasmos.  Estas cualidades se deben al ácido p-cumarínico y los flavonoides del tilo.

En cuanto a la Comisión E alemana recomienda la tila para el tratamiento de resfriados y para aliviar la tos.

Arboles espectaculares

Los tilos son árboles ornamentales que podemos encontrar adornando parques, bordes de caminos e incluso en bosques y campos. Son originarios de regiones templadas del hemisferio norte y pueden llegar a medir hasta 30 metros de altura. Se caracterizan por tener hojas en forma de corazón y asimétricas, con unos márgenes dentados. Sus flores amarillentas y con un característico y agradable olor, cuelgan de un largo pedúnculo.

Baños relajantes y calmantes

Los beneficios de la tila también los notamos externamente. De hecho, tomarse un baño al cual hayas añadido una infusión de tila resulta sumamente beneficioso si tienes la piel sensible o está irritada. Para prepararlo has de poner a hervir un litro de agua con 3 cucharadas, o bolsitas, de infusión de tila y 1 cucharada de flores de azahar. Vierte esta infusión en el agua de la bañera y relájate en ella durante 10 a 20 minutos. Tu piel te lo agradecerá.

 

¿Te ha gustado este post? Suscríbete a nuestro boletín de noticias así recibirás las mejores recetas, nuestras últimas noticias y las tendencias más novedosas para disfrutar de una vida más saludable: http://www.santiveri.com/es/newsletter.